Gasas esterilizadas

Gasas esterilizadas

La ciencia se encuentra evolucionando constantemente a grandes niveles, incluso en el ámbito médico. De hecho, en los tiempos de guerra en Europa se le colocaba aceite hirviendo a la herida para esterilizarla y se cubría luego con un trozo de tela, esto se hacía para prevenir una posible infección.

Ante esta necesidad de cubrir las heridas y detener las hemorragias de alguna manera, surgieron diferentes tipos de gasas que se utilizan día a día en los hospitales y son indispensables para tu botiquín de primeros auxilios. En cualquier farmacia puedes conseguir para tu botiquín una gasa seca, que se utiliza cuando hay escasa secreción. La húmeda a seca la puedes obtener agregándole solución fisiológica a una gasa común y corriente, se emplea cuando hay una mayor cantidad de secreción debido a que absorbe de mejor manera. La húmeda a húmeda se utiliza cuando los niveles de secreción son muy altos y el líquido es constante y viscoso, para ello no puedes permitir que se seque la gasa que contiene tu botiquín de primeros auxilios.

¿Para qué me sirven las gasas?

Tener una gasa en tu botiquín de primeros auxilios indica poseer a tu disposición una gran cantidad de funciones como la función de protección, ya que la gasa va a proteger la herida al cubrirla, previniendo infecciones o hemorragias.

También, tiene una función absorbente debido a que se puede utilizar para absorber líquidos que se encuentran por encima de heridas, su uso se verá influido por el nivel de inflamación y secreción de la herida.

Asimismo, evita la perdida de dióxido de carbono alrededor de la herida lo cual ayuda a generar un entorno donde es fácil para los tejidos aprovechar el oxígeno, beneficio proveniente de la inmovilización. Otro beneficio de la inmovilización es que mientras sea mayor, menor será el dolor. Además, tiene una función de compresión ya que puede ser utilizada para contener algún sangrado excesivo y de regulación de temperatura, permitiendo una mejor cicatrización al generar calor en la herida. Las gasas son el implemento ideal para cubrir las lesiones luego de haber sido curadas.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *