Caja de antieméticos: un elemento más para tu botiquín

Una caja de antieméticos nunca está de más en tu botiquín de primeros auxilios, debido a que estos medicamentos se usan para disminuir la náusea o detener vómitos. Algunas veces puedes utilizar los antieméticos para eliminar el malestar estomacal. Estos medicamentos suelen ser frecuentemente utilizados por personas que padecen gastroenteritis quienes suelen presentar sensación de náuseas debido a este problema.

Estos medicamentos antieméticos pueden conseguirse en cualquier farmacia o supermercado e incorporarse a tu botiquín de primeros auxilios para utilizarlos cuando se dé la necesidad. No olvides mantener las cajas de antieméticos en un lugar seco, evitando lugares como los baños. Asimismo, evita dejarlo cerca de los niños, ya que pueden ingerirlo sin realmente darse cuenta de que se trata.

gravol - antiemetico

Indicaciones y precauciones a tomar en cuenta

Cabe destacar que se debe tomar únicamente la cantidad que se plantea en la caja de antieméticos perteneciente a su botiquín, ya que, aunque lo parezca, el planteamiento de que a mayor dosis, el tratamiento será más efectivo es totalmente falso ya que una sobredosificación podría complicar el estado de salud para el paciente. Para conocer la dosis adecuada, debe consultar al médico o seguir las instrucciones que puedes encontrar en la caja. No debe mezclar antieméticos, tomar uno a la vez es la recomendación.

Estos medicamentos para las nauseas y vómitos suelen causar efectos secundarios, sin embargo, se conocen casos de estreñimiento. Además, hay que tener sumo cuidado ante las alergias a los medicamentos que presentan salicilato entre sus componentes, el cual no puede ser administrado a niños menores de 12 años. Si toma analgésicos que podrían contener salicilato, debe tomar precauciones ya que puede llegar a ingerir cantidades excesivas de salicilato.

Los antieméticos son fármacos efectivos a la hora de detener el vómito y eliminar la náusea, por ello son un complemento oportuno para poseer en tu botiquín de primeros auxilios. Estos suelen recetarse para la cinetosis. También, se utilizan para disminuir los efectos secundarios de algunos analgésicos, anestésicos y de la quimioterapia. Deten la continuidad del vómito y la náusea cuando estos aparezcan, manteniendo en tu botiquín de primeros auxilios al menos una caja de estos medicamentos antieméticos.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *