Una caja de ibuprofeno en tu botiquín de primeros auxilios

Una caja de Ibuprofeno es un componente ideal para mantener en tu botiquín de primeros auxilios y lo puedes adquirir en cualquier farmacia cercana o supermercado. El Ibuprofeno es un analgésico, antipirético y antiinflamatorio no esteroideo, mezclando las funciones de eliminar o disminuir diferentes tipos de dolores, disminuye la fiebre y evita o disminuye la inflamación. El Ibuprofeno posee múltiples funciones que pueden aliviar el malestar rápidamente, por esta razón es importante incluirlo a tu botiquín de primeros auxilios. Al igual que el Paracetamol, trabaja inhibiendo la producción de prostaglandinas, las cuales controlan los procesos dolorosos, ya que es la sustancia que se libera para producir el dolor luego de una lesión.

Uso del Ibuprofeno

Este medicamento del cual deberías tener al menos una caja en tu botiquín de primeros auxilios, suele prescribirse cuando se presenta un dolor leve o moderado, como un dolor de cabeza, muscular o los dolores que acompañan a la menstruación, asimismo, se utiliza cuando se presenta fiebre o en inflamaciones como en los casos en que se padece artritis, en la que se presentan una gran cantidad de dolencias e inflamación, o se ha producido una lesión que ha traído consigo una inflación, como un esguince. Incluso se ha utilizado contra el acné por sus cualidades antiinflamatorias.

Al añadirlo a tu botiquín de primeros auxilios, tienes dos versiones disponibles: vía oral o vía rectal, es decir, en sobres o tabletas y supositorios. Lo más común es utilizar la vía oral y la dosis que se recomienda es administrar entre 1.200 y 1.800mg al día en diversas dosis. Al utilizarse como analgésico y antipirético o como antidismenorreico, se recomienda que se administre entre 400mg y 600mg cada 6 o 8 horas respectivamente. Se recomienda tomar después de cada comida o procurar tener algo de alimento en el estómago para evitar irrité nuestro estómago. Este medicamento no se recomienda en niños menores de 12 años ni en mujeres embarazadas, sobre todo en los primeros 3 meses, ya que trae severas complicaciones, sin embargo, no existen problemas al tomar Ibuprofeno mientras se está en periodo de lactancia. Debe estarse atento a las posibles alergias ante los componentes que pueden presentarse en algunos casos.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *