Los parches estériles para los ojos como elementos de tu botiquín

Si hablamos de los ojos, nos referimos a unas de las partes más sensibles del cuerpo humano y por ello, unas de las que más tenemos que tratar con cuidado. Los parches estériles acompañando al colirio son los elementos especiales para los ojos más comunes y destacados en los elementos de primeros auxilios de tu botiquín.

Estos parches pueden conseguir con facilidad en cualquier farmacia cercana para almacenarlos en tu botiquín de primeros auxilios, suelen venir empacados individualmente en cajas, así se mantienen estériles e higiénicos. Por lo tanto, debes abrirlo solo si los vas a utilizar en ese mismo momento, no debes abrir y después cerrar los empaques ya que pierden su condición de estéril, pudiendo entrar cualquier bacteria durante su permanencia en el empaque abierto hasta su posible uso.

Entre los requerimientos para los parches estériles encontramos que el adhesivo debe ser hipoalergénico para evitar reacciones alérgicas no deseadas que pueden presentarse, por lo mismo, el latex no puede ser parte de sus materiales. Además, deben poseer una almohadilla antiadherente y absorbente.

Parches oculares como método de protección

Los parches estériles para ojos indicados para que los tengas en tu botiquín de primeros auxilios deberán poder adherirse a la piel alrededor del ojo cómodamente sin ocasionar ningún daño o molestia a la piel mientras le permite respirar, y también deberán poder removerse con facilidad y rapidez.

¿Para qué usar los parches oculares pertenecientes al botiquín de primeros auxilios? Primero que todo, se puede dar la situación en la que un objeto extraño del medio externo se introdujo en el ojo y lo dejo lastimado. En estos casos, se debe limpiar bien los ojos aplicando suero fisiológico o colirio y luego cubrirlo con el parche estéril.

Los parches oculares suelen utilizarse cuando se realizan ciertos tratamientos que requieran mantener los ojos cubiertos sin que resulte incomodo, así como cuando se padece del síntoma del ojo perezoso o estrabismo, así como para la terapia ortóptica, en la cual se realizan diferentes ejercicios con el fin de que recuperar la función binocular.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *