Solución fisiológica y su uso

La solución fisiológica es un elemento indispensable para tu botiquín de primeros auxilios, utilizándose como un agente promovedor de la higiene que permite limpiar las heridas o quemaduras para eliminar microorganismos dañinos de la superficie de la piel y mantenerlos alejados de la herida.
Además, se utiliza para descongestionar la nariz ya que se deshace de las mucosidades o se haya introducido alguna pestaña u objeto extraño, o algún elemento lleno de suciedad y bacterias como tierra. Esta solución puede ser adquirida en cualquier farmacia cercana y añadida a tu botiquín de primeros auxilios para su uso posterior en cualquier situación de herida o quemadura.
Esta solución fisiológica es indicada para para hidratar los ojos en casos de que se resequen e incluso para la limpieza en caso de ser lastimados, puedes aplicarla antes de colocar un parche ocular estéril.

Solución o jabón en la limpieza

La solución fisiológica suele ser la elección preferida en el contexto clínico debido a la nula posibilidad de alteración de la proporción de fluidos en la herida, al ser una sustancia isotónica, incluyendo cantidades iguales de soluto dentro y fuera de la célula. Incluso, esta solución ayuda a la formación de tejido, por lo cual sería muy favorable tener un poco de solución fisiológica en tu botiquín de primeros auxilios. También, la solución fisiológica puede llegar a usarse en la limpieza de implementos médicos que se necesitaran para procedimientos de emergencia debido a su carácter estéril.
Además, la solución fisiológica es un agente de limpieza e higiene que no causa alergia o irritaciones, al contrario, mantiene estable las condiciones de la piel. Por ello, a la hora de seleccionar un elemento limpiador para formar parte de tu botiquín de primeros auxilios, la solución fisiológica es la elección más sencilla y favorecedora, ya que te evita tener que cerciorarte del estado del agua que utilizaras o si el jabón es favorable o no, arrastra los microorganismos dañinos con mayor fuerza y permite que la piel nueva crezca sin inconvenientes. Mantén siempre en tu botiquín una reserva de solución fisiológica para cuando la necesites.

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *